Amenaza silenciosa desde Wuhan. Que es el 2019n-CoV?

Amenaza silenciosa desde Wuhan. Que es el 2019n-CoV?

26 enero 2020 1 Por Jorge Achar

Iniciando con un simple resfrío común, hasta una infección de tipo mortal. Las diferentes enfermedades víricas comunes en el ser humano, son una prueba innegable de que a lo largo de la historia fueron coevolucionando con los seres vivos a medida que el entorno en donde se encontraba el huésped así lo exigía. Los cambios mutacionales que estos agentes microscópicos acelulares sufren, genera nuevas especies resistentes a determinadas condiciones ambientales, lo que se traduce en un problema serio para combatirlos, aún hoy en día, cuando el progresivo avance de la ciencia a veces sigue siendo insuficiente para algunas soluciones.

Todos los seres vivos son vulnerables a infecciones o afecciones víricas en cualquier ecosistema del planeta, e incluso los mismos virus pueden ser infectados por otro virus (virófagos). Con una amplia capacidad de transmisión de diferentes maneras, pueden propagarse en cuestión de horas actuando en el organismo infectado de manera activa o a veces pasiva, debido a que algunos virus pueden reproducirse sin causar daño en el huésped. Otros como el VIH, pueden mantenerse y reproducirse dentro del organismo evadiendo los sistemas de defensa del mismo, a medida que continúa produciendo infecciones permanentes o locales. (1)

Fig. 1 Foto: Dr. Fred Murphy & Sylvia Whitfield/CDC

Mientras se trabaja arduamente para encontrar la cura de muchas enfermedades virales, siguen apareciendo nuevos agentes víricos para causar más dolores de cabeza…en sentido literal. Tal es el caso de la aparición de un nuevo integrante de los Coronavirus, un grupo de 39 especies hasta el día de la fecha. (2). El 2019-nCoV o también conocido como el Coronavirus de Wuhan, una nueva especie surgida a finales de diciembre del año 2019 en la ciudad de Wuhan, China(Fig 2).

A la fecha de la presente nota, y lamentablemente en creciente aumento, se confirmaron 1975 casos y 56 muertos en China (3). A esto se suman otros países que también registraron casos: Macao(dos), Estados Unidos(dos confirmados y cincuenta bajo investigación), Francia (dos), Japón(dos), Singapur(tres), Corea del Sur(dos), Taiwán(uno), Tailandia(cuatro), Vietnam(dos), Nepal(uno)(4).

Aunque la situación está comenzando a ser crítica,la OMS todavía no declaró el estado de emergencia internacional a pesar de que los números van en incremento.(5)

Fig. 2 Wuhan, en el centro de China, es una poblada urbe donde viven 11 millones de personas Foto: getty

El coronavirus debe su nombre al aspecto que presenta, semejante a una corona, con puntas en los costados(Fig. 1). Se trata de un virus que también puede encontrarse en animales y de hecho una de las teorías sobre la fuente del mismo, es que proviene de allí. Debido a que el primer caso fue registrado en un mercado de animales en la ciudad de Wuhan(6)

Los síntomas van desde dificultad para respirar (disnea), fiebre, secreción y goteo nasal, fatiga, tos, dolor de cabeza, de garganta y también muscular, escalofríos y malestar general. Con un período de incubación de tan solo días este nuevo virus atrae toda la atención con su letalidad, y poco a poco se refuerza la teoría de que si bien al parecer tiene origen animal, la transmisión entre humanos es totalmente posible.(7)

A todo esto se suma el hecho de que en los últimos años se describieron dos brotes epidémicos importantes causados por coronavirus:

  • SRAS-CoV: El síndrome respiratorio agudo y grave (SRAS, también conocido como SARS y SRAG) descubierto en el año 2002 también en China y que afectó a más de 8.000 personas en 37 países y provocó la muerte de poco más de 700 personas.(8)

  • MERS-CoV: El coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) detectado en el año 2012 en Arabia Saudita. Con más de 2.400 casos confirmados en distintos países y aproximadamente 800 muertes.(8)

    Fig. 3 China declara la cuarentena en Wuhan por el brote de coronavirus. Foto: getty

Es evidente con el paso de los días, de que la situación preocupa a la población mundial. Si bien hasta el momento no se dispone de una vacuna efectiva, tampoco se consigue un tratamiento que al menos retrase el avance de los síntomas. Las espectativas por ahora se enfocan en controlar la situación, pues es normal que encontrar una solución definitiva para una epidemia de esta magnitud lleve su tiempo… a veces demasiado. Mientras tanto, los demás gobiernos solo apuntan a reforzar los controles durante el ingreso de las personas a los países, conservando la calma en la población a pesar de que encender la TV cada mañana y ver los matutinos sobre esta epidemia, sea una inyección directa de temor e incertidumbre.